Translate

Páginas vistas en total

jueves, 16 de mayo de 2013

LEPTIS MAGNA, LA JOYA ROMANA DEL MEDITERRANEO (dedicado a Jose Luis y Alicia Hoyas)



     Las arenas de Libia guardan algo más que los depósitos de gas y petróleo que han hecho rico al país. Su otro gran tesoro se llama Leptis Magna y es una de las ciudades romanas más bellas y mejor conservadas que existen en el mundo, lo que movió a la UNESCO a declararla Patrimonio de la Humanidad en 1982.
Fundada por colonos fenicios en el s. XI a. C., Leptis era cartaginesa antes de integrarse en el Imperio Romano a partir de 23 a. C., cuando se convirtió en una de las tres polis que formaron el distrito de Tripolitania y acabaron dando nombre a la actual Trípoli, en cuyas cercanías está situada.
En el año 103, el ascenso al trono imperial de Septimio Severo, que había nacido en Leptis, hizo de ella una de las principales ciudades del África romana, con 100.000 habitantes y gran actividad comercial. Pero en el siglo V cayó en manos de los vándalos y después quedó deshabitada y olvidada hasta que los arqueólogos la descubrieron a inicios del siglo XX. 


He tenido la suerte de visitar esta joya y poder pasear por una de las ciudades romanas mejor conservadas del mundo. Al contrario de lo que pasaría en cualquier país occidental,  la afluencia a esta maravilla es escasa, siendo posible caminar, e interactuar a tu libre elección, con respeto hacia la historia pero sin ningún impedimento, observados de vez en cuando por algún paramilitar apostado sobre alguna columna con su Kalashnikov al hombro, como si de un legionario romano se tratara.
Según nos cuentan solo está excavado un 20 por ciento de la ciudad,  por arqueólogos en su mayoría europeos, los cuales marcharon cuando comenzó la guerra. En la actualidad la excavación de Leptis Magna está totalmente suspendida a la espera de que el país se normalice y vuelvan arqueólogos extranjeros. Siendo esto, según mi impresión, poco probable pues no veo mucho interés  en Libia por conservar y redescubrir su patrimonio.

Próximamente publicaré una entrada con un enlace a un album donde podreís disfrutar de las fotos hechas a esta verdadera maravilla. Hasta entonces un pequeño avance con las siguientes fotos.
No olvideis clicar y compartir en las redes sociales. Se agradecen comentarios.