Translate

Páginas vistas en total

martes, 27 de mayo de 2014

LOS LOCOS DEL VOLANTE



Imaginemos España.  Moto, con casco. Coche con cinturón, (todos) incluso los niños. Carretera, cada uno por su carril. Rotondas por la derecha. Semáforos, con radar por si te lo saltas.
Ahora imaginemos Libia, concretamente Trípoli. Moto, sin casco (lo mismo está prohibido). Coche, lo de el cinturón ni de coña, los niños en el asiento de adelante, incluso son capaces de conducir con el niño en brazos, el móvil en una mano, cigarro en la boca y el café entre las piernas. Las rotondas, se cogen por donde sea mas rápido, (lo he probado y es hasta divertido). Los semáforos, apenas hay, es mas donde hay semáforo hay atasco.

 
Simplemente es diferente,  otra cultura, no conocen el riesgo, tal vez si hubiera pubs, discotecas, conciertos, cines, parques de atracciones, dejarían el coche en paz. Pero no hay nada de eso, la diversión es salir con el coche, conducir, meterse en atascos, hacer la cabra con la moto en los parques, y sobre todo hacer el loco, loco, loco. El video que aquí os dejo no deja ninguna duda, merece la pena verlo. En un momento dado atropellan a un espectador, pero como el que ve llover, se le retira y seguimos haciendo el loco. Simplemente sin comentarios. Bueno comentar que os lo agradezco.

miércoles, 2 de abril de 2014

¿INGENIO O SUPERVIVENCIA?

        Simplemente dejo una fotografía de una farola que hay cerca de mi casa. No es la única que he visto así. Si alguien me lo puede explicar con comentarios, pues agradecido.
                                                       
                                                     shukran yazilan,      شُكراً جَز يّلاً.


viernes, 28 de febrero de 2014

SABRATHA, LA OTRA JOYA ROMANA DESCONOCIDA



            Antes de nada quiero pedir disculpas por el largo tiempo que he pasado sin publicar ninguna entrada en el blog. La verdad es que la situación de este país va irremediablemente hacia el caos absoluto, pero según veo y me cuentan,  al parecer a occidente no le interesa, ni siquiera a los medios de comunicación. No interesa saber  que se ha impuesto la ley Sharia (ley islámica) que restringe derechos fundamentales hasta el punto de el procesamiento con petición de pena de muerte para dos parlamentarios por unas caricaturas supuestamente ofensivas contra el islam. No interesan los continuos asesinatos de jueces, militares, fuerzas de seguridad principalmente en ciudades como Benghazi, Sabha o Derna. No interesan las fugas masivas de presos en las cárceles. No interesan los secuestros de dos ciudadanos italianos, de un surcoreano y de cuatro diplomáticos egipcios. No interesa el asesinato, mejor dicho, la ejecución de siete cristianos egipcios con un disparo en la cabeza, o la ejecución en Enero de un ciudadano británico y una ciudadana neozelandesa, también con un tiro en la cabeza en una playa cercana a Trípoli. Al parecer tampoco interesa que las milicias que continúan activas han logrado detener en los últimos meses las exportaciones de petróleo, dejando al Gobierno sin su principal fuente de ingresos y haciendo aumentar el temor de que el país se sume en el caos. No interesa que día tras día hay una real sensación de la proximidad de un golpe de estado o que cada vez que hay un pleno en el congreso, hay tiroteos amenazadores para que se aprueben o deroguen las leyes que interesa a unos o a otros. Y todo esto en los últimos tres meses, paso por alto hechos similares en meses anteriores pero sería muy, pero que muy largo.


     Pero no, no quiero hablar mas del caos al que se encamina Libia, quiero hablar de algo desconocido, impresionante y maravilloso. Una ciudad que he tenido el privilelgio de visitar y te hace olvidar por unas horas el día a día, el tedioso y peligroso día a día. ¿Alguien sabe, que aquí en Libia hay dos antigüedades, hay dos ciudades romanas maravillosamente conservadas y extraordinariamente desconocidas?. Una de ellas, de la que ya hable en un post anterior (recomiendo su relectura), es Leptis Magna, y la otra es Sabratha (Sabrata), una ciudad fundada por los cartagineses llegando a su esplendor con el imperio romano y su posterior caída con los vándalos. Sabratha está a unos cuarenta kilometros de Trípoli, y estoy seguro que si estuvieran en cualquier otro país, serían uno de los monumentos mas visitados en el mundo.

     Lo mejor es disfrutar de las fotografías. Evidentemente las fotos todas hechas por nosotros, son de hace varios meses, ya que la situación inestable del país, desaconseja en la actualidad cualquier movimiento fuera de Trípoli.





 


 



 







 
 






 

 

martes, 24 de diciembre de 2013

TRES PALETOS A LA BUSQUEDA DE UN BESUGO



           Este año es la primera vez que paso la Navidad lejos de mi familia, la verdad es que si me pongo a pensarlo se pone la carne de gallina, pero por suerte aquí también he descubierto mi familia, se podría decir que no es comparable pero a mí me sirve, de otra forma, no aguantaría en esta tierra.
           
Pero aparte de sentimentalismos, se nos planteó a los tres amigos, que podíamos cocinar de cena para Noche Buena. Uno dijo, ¡ LECHAZO!,  “ ni de coña “, aquí los corderos son de 18 kilos en adelante.Otro dijo, pues solomillos de cerdo, ¡ja, ja! Cerdo, pecado mortal aquí. Al final alguien dijo,BESUGO, ¡coño! besugo, nunca he comido besugo, y seguro que está rico.

casi se escapa un pulpo
Tal día nos presentamos en la lonja del puerto con la intención de comprar el mejor besugo del mercado, sin escatimar en tamaño ni precio.
 Según entrábamos, uno dijo.- “¿sabreis como es un besugo? Que aquí no nos entienden y nosotros a ellos menos”.
Nos miramos uno a uno y todo pusimos seguramente cara de poker,  ninguno sabía como coño es un besugo. Pero no hay problema, habrá que recurrir a San Google. Buscamos una buena foto de un besugo y fuimos puesto por puesto enseñándola a cada vendedor.
Después de recorrer la mayoría de puestos con resultado negativo, por fin encontramos uno, que al ver la foto sonrió, ¡Tate!, este tiene cara de besugo, digoooo... de vender besugo, dije yo.
Nos enseñó un pez que tal vez se podría parecerse a un besugo, lo cogimos, lo miramos, le extendimos las aletas, lo comparamos con la foto, incluso le preguntamos al pez si era un besugo (evidentemente no contestó) hasta que alguíen dijo “eso es un besugo o por lo menos un pariente cercano, nos lo llevamos”
Así nos fuimos, con cara de besugo del mercado  y con nuestra preciada presa, recién conquistada, orgullosos de haber sabido encontrar un besugo en esta tierra.
La verdad que hoy lo hemos sacado del congelador y por mas que lo miro, no se me parece a un besugo, vamos que lo mismo es un mero, un pez Cuezo o cualquier otro pez, pero bueno lo haremos esta noche y que sea lo que Allah quiera.

Nuestro proveedor
"FELIZ NAVIDAD, desde Libia con muuuucho  AMOR"
¿es esto un besugo?

miércoles, 4 de diciembre de 2013

LIBIA ES DIFERENTE



De nuevo y sirviendo de precedente vuelvo a contar mis impresiones personales sobre lo que veo cada día en este país. A pesar del clima de inseguridad que se respira, la vida sigue tanto para mi como para los civiles libios.
Empezando, paradójicamente y precisamente por lo último, la muerte. Me llamaba poderosamente  la atención no haber visto ningún coche fúnebre en el tiempo que llevo en esta ciudad, hasta que el otro día me cruce mientras conducía mi pequeño opel corsa, con un vehículo Toyota, del tipo Pick up, que llevaba una extraña caja de madera cargada. Efectivamente era un ataúd. Los libios, y supongo que todos los musulmanes no entierran a sus muertos en ataúdes, los entierran envueltos en una especie de sudario. El ataúd lo utilizan para su traslado al cementerio, de tal manera que en cada mezquita hay varios, que se reutilizan continuamente. El ataúd con el que me crucé, supongo que iría camino del cementerio. En otra entrada hablaré mas extensamente sobre los entierros pues es curioso y diferente.
También es curioso, como las autoridades instalan futbolines en muchas calles como diversión (casi la única), para los jóvenes. En este caso la emoción de jugar al futbolín en la mediana de una de las calles mas concurridas de tráfico de la ciudad, no tiene parangón.
Otro detalle  que me llama la atención es la ausencia de cajeros automáticos, también es cierto que no he encontrado ningún sitio donde se pueda pagar con tarjeta. Pero me sorprendió ver un furgón cajero. Supongo que en España también los habrá pero yo no había visto uno nunca.


No es raro ver a niños, de no más de diez años, vender pistolas de fogueo en la Medina. Esas pistolas bien podrían pasar por autenticas pistolas de fuego, pero no, son de fogueo. El chaval nos hizo una demostración allí mismo, y doy fe que el ruido es clavado a las verdaderas.


 

Para finalizar, dejo estas tres fotos, que me han parecido curiosas. Como el ayuntamiento señala un autentico socavón en la calzada con un carrito de bebe. Y como para los libios es de vital importancia ver la televisión, a las pruebas me remito con la antenita parabólica. O como la mayoría de las farolas están abiertas con los cables por fuera. Esto es muy socorrido y habitual que usen la red eléctrica pública para uso particular, como conectar una batería de coche, cualquier aparato para una obra, incluso se ven cables salir por una ventana conectados directamente a esa farola. (barato, barato)

 
 








jueves, 21 de noviembre de 2013

ESTADO DE EMERGENCIA


(nota: la fotos publicadas en esta entrada, corresponden a los hechos relatados y han sido extraídas de Internet)                                                     
             Posiblemente en los medios de comunicación  no estén informando sobre los últimos y graves sucesos ocurridos en Libia. Supongo que con el caso Barcenas, Urdangarin, la doctrina Parot, Belén Esteban y el anuncio de la lotería de  Navidad (hasta aquí ha llegado el anuncio, “madre mia”) los medios tendrán suficiente para rellenar sus informativos. 



     Pero me siento en la obligación de publicar esta entrada sobre dichos sucesos ya que según mi impresión la situación en Libia va camino de la guerra civil.
Como ya relaté en otras entradas, este país está dominado y gobernado por las milicias que ayudaron al derrocamiento de Gadafi.  Esas milicias están subvencionadas por el propio estado. El jueves 7 de noviembre una milicia irrumpió en una zona de la ciudad controlada por otra, para vengar la muerte de uno de sus miembros. Hubo un fuerte enfrentamiento durante toda la noche, resultando varios muertos y decenas de heridos.

          Pero lo mas grave ha ocurrido el pasado viernes día 15. Estábamos en el trabajo y empezamos a oír tiroteos, explosiones y fuego de armas pesadas a eso de las cuatro de la tarde. Sobre las seis de camino a casa nos topamos con gran cantidad de controles de milicianos fuertemente armados, todos muy nerviosos.  Nos  cruzamos también con una veintena de vehículos en dirección este, con ametralladoras pesadas montadas en la parte de atrás. Mientras tanto seguíamos escuchando tiroteos, y sobre todo ráfagas de lo que llamamos trazadoras hasta que por fin conseguimos llegar a casa.
  
          Durante toda la noche se siguieron escuchando enfrentamientos armados y sirenas de ambulancia, principalmente en una zona de la ciudad, no muy lejana a nuestra vivienda.


 



A lo largo de ese día nos enteramos  por fin del motivo del enfrentamiento. Se había convocado una manifestación pacífica para que las milicias abandonaran la ciudad. La manifestación se dirigió hacia uno de los barrios controlados por la milicia de Misrata. Estos cuando llegó la manifestación, se liaron a tiros contra los manifestantes y asesinaron a muchos de estos. Como consecuencia de este hecho, hubo un fuerte enfrentamiento militar entre el ejercito regular y varias milicias.
Total, que después de tres días se contabilizan casi sesenta muertos y mas de quinientos heridos.
A día de hoy parece ser que esta milicia se ha retirado de la ciudad. Posiblemente esté acuartelada cerca de Trípoli, pero de momento solo se  escuchan tiroteos esporádicos alejados de la ciudad. Se han decretado tres días de luto y de estado de emergencia. Está casi todo cerrado y se ve poca gente por las calles.




             Espero y deseo que se solucionen las diferencias pacíficamente, aunque mi impresión no es nada buena.

              Pdt. Nosotros estamos bien y seguiremos bien. 



                                            Matar a una persona por defender una ideología  no es defender una ideología, es matar a una persona.








domingo, 20 de octubre de 2013

La Fiesta del Cordero (salvajismo en la via pública)



Nota ( las imagenes aquí publicadas pueden herir las sensibilidad de las personas)

Otro día madrugando para ir a trabajar, pero esta vez con mas sueño que otros días, alguien o algo ha estado dando golpes toda la noche. Según salimos de casa un olor insoportable me golpea la nariz, huele como a estiércol como si viviera en un establo de ganado. Continuamos caminando dirección al trabajo y nos quedamos boquiabiertos al ver a dos corderos atados a una farola. 

Por fin comprendemos la procedencia y el motivo de ese olor en la puerta de casa. Al día siguiente, día 15 de octubre, se celebra la fiesta del cordero y nuestro casero ha tenido en el patio de entrada a su casa, el cual está contiguo al nuestro, un cordero vivo durante varios días.  Ya comprendemos el motivo de los golpes durante la noche, imaginándose el pobre animal el destino que le espera.

            Para los musulmanes la fiesta del cordero es como la navidad para los cristianos. Es su fiesta mayor que conmemora el pasaje recogido tanto en la Biblia como el Corán, en el que se muestra la voluntad de Abraham  de sacrificar a su hijo Ismael  como un acto de obediencia a Dios, antes de que Este interviniera para proporcionarle un cordero y sacrificar al  animal en su lugar.

Nos cuentan que todas las familias sacrifican ese día uno o mas corderos, disparándose los precios, llegando incluso a sobrepasar los 600 dinares (400 euros) cada animal .
Pero no  estábamos muy interesados en ver ningún sacrificio aunque nos decidimos ese día a coger el coche y dar una vuelta por la desierta ciudad (parecía año nuevo). De pronto vimos un grupo de personas agrupadas en una calle. Decidimos parar y no es que viéramos un sacrificio, vimos literalmente LA MATANZA DE TEXAS.
 


Había varios matarifes degollando corderos, seguidamente otros tantos se dedicaban a desollarlos, (damos fe que alguno de los corderos todavía estaba vivo en el momento de ser desollado), al tiempo otros dos hacha en mano, se dedicaban sobre un tajo a trocearlos y así repartir los trozos a la gente allí congregada que se lo llevaban a su casita, recientito y directo a la brasa.
Las pieles se amontonaban una encima de otra, las vísceras se arrojaban a un cubo y mientras, toda la calle se teñía de sangre.
       Supongo que en las casas, en la intimidad de la familia, los corderos se sacrifican de una forma mas civilizada, pero esto es lo que vimos y así lo cuento.
       Por la tarde, cuando anochece se puede ver por la ciudad a grupos de chavales asando las cabezas de cordero, con un soplete (literal), vendiéndolas a la gente a un precio de 3 dinares.